Inmigrantes adolescentes obtienen permiso para abortar en EU

Una juez estadounidense ordenó que dos menores latinoamericanas que se encuentran en un centro de detención federal por ingresar al país de forma ilegal puedan abortar en EU. La jueza ordenó al gobierno de Donald Trump que no interfiera con esta decisión.

La decisión fue tomada por la juez de distrito estadounidense Tanya Chutkan en Washington DC el pasado 18 de diciembre. Y recuerda al caso de “Jane Doe”, adolescente inmigrante que en el pasado mes de octubre consiguió realizarse un aborto en Texas a pesar de los obstáculos interpuestos a inmigrantes para abortar en EU por el actual gobierno. El caso de esta adolescente es reseñado en el artículo de CNN.

El gobierno no debe impedir que las adolescentes accedan al derecho de abortar en EU

La juez enérgicamente señaló que el gobierno republicano no debe impedir que las mujeres de 17 años ejerzan su derecho a interrumpir su embarazo. Esta controversia es producto de las nuevas disposiciones del gobierno de Trump contra el aborto y las modificiaciones en las políticas contra menores detenidos al entrar ilegalmente en el país.

Este año, la oficina del Departamento de Salud y Servicios Humanos que supervisa los albergues, prohibió a estos centros facilitar los abortos sin su aprobación directa. En la administración anterior si bien el gobierno no financiaba ni proveía los medicamentos para abortar, permitía que las menores se realizaran un aborto cubierto por otras organizaciones.

Cuando menores embarazadas ingresan ilegalmente al país, las autoridades de Estados Unidos les dan a elegir una de dos opciones: aceptar ser deportadas y abortar en su país de origen, si es que la legislación lo permite o quedarse en Estados Unidos y tener el bebé. La Unión de Libertades Civiles en Estados Unidos ACLU argumenta que obligar a una mujer a llevar un embarazo a término viola un derecho a la privacidad garantizado en la Constitución.

Mujeres protestan para que se permita abortar en EU a adolescente inmigrante

La ACLU lleva una demanda para garantizar que las menores puedan abortar en EU

Esta unión agregó el caso de las dos jóvenes a la demanda de Jane Doe presentada hace unos meses. Si bien la joven ya abortó, el Departamento de Justicia continúa con el proceso, buscando que se anule la decisión favorable para evitar que otras mujeres obtengan las facilidades para interrumpir un embarazo no deseado.

Por su parte, la ACLU presentó una moción para una orden de restricción temporal que ordena al gobierno liberar inmediatamente a las dos adolescentes, a fin de que puedan salir del centro de detención para que se les practiquen los abortos.

Desafortunadamente, como lo declaró la magistrada, la oficina del Departamento de Salud y Servicios Humanos sigue teniendo la autoridad moral para vetar las decisiones reproductivas de las jóvenes que tienen en custodia. Por lo que dio al gobierno 24 horas para que convenza a una orden superior de que bloquee la orden. No obstante, el gobierno apeló tanto ante la corte federal de apelaciones de Washington como ante la Suprema Corte.

Esta es una muestra más de la desafortunada política de Donald Trump para bloquear el derecho a abortar en EU de las mujeres de algunos de los sectores más vulnerados de la sociedad estadounidense. Las organizaciones pro derechos humanos saben que tendrán que mantenerse en pie de lucha durante el tiempo que se mantenga esta administración y que no solo tendrán que defender el derecho al aborto sino muchos de los derechos civiles reconocidos por el marco normativo de los Estados Unidos de Norte América. Esperemos que en los próximos meses no continúen las afrentas contra los derechos de las mujeres en el país vecino y que los logros de los movimientos feministas no sean puestos en riesgo.

Author: Andrea Castillo

Andrea Castillo es consejera en Abortar México.mx en asuntos relacionados con la Salud Sexual y Reproductiva.
Colaborar en Abortar México.mx es una gran satisfacción pues en este espacio puedo contribuir a ofrecer información verdadera, clara y oportuna para que las y los jóvenes de México puedan vivir una vida sexual sana, libre y sin prejuicios y si llega a ser necesario, puedan interrumpir un embarazo sin poner en riesgo su salud o su integridad.
Soy antropóloga social feminista, con un máster en igualdad en las ciencias sociales, me he especializado en los estudios de género y he colaborado con varias organizaciones de la sociedad civil que trabajan a favor de la igualdad y de los derechos de las mujeres; en especial por el derecho a decidir, el derecho a vivir una vida libre de violencia y por los derechos sexuales y reproductivos.

______

Si te gustó el post, compártelo en Facebook, Twitter, etc.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *