Propósitos de año nuevo para cuidar la salud sexual

El inicio de año es una excusa perfecta para plantearte generar hábitos saludables, tu salud sexual no debe quedar fuera. Aprovecha este momento del año para plantearte algunas prácticas y conductas ideales para cuidar la salud sexual y evitarte enfermedades o riesgos, a continuación te daremos algunas ideas.

En general, la salud se mantiene con hábitos que te lleven a un estado de bienestar físico, mental y emocional y la sexualidad no es la excepción. Ya hemos hablado de que la salud sexual incluye varios aspectos de tu sexualidad que van más allá de evitar embarazos no deseados o enfermedades de transmisión sexual.

La salud sexual incluye aspectos físicos, emocionales y sociales que varían en cada contexto

La sexualidad es una parte muy importante de la vida de las personas. En esta interviene no solo su salud y su placer físico, sino también los sentimientos de afecto y cariño hacia sus parejas; sus vínculos sexuales y afectivos; su intimidad y privacidad; su identidad sexual así como el ejercicio de sus derechos. Por lo tanto tiene una relación muy cercana con la felicidad de las personas y su calidad de vida.

Los estándares de la salud sexual varían de acuerdo al contexto de la persona, según las creencias, culturas, religiones e incluso según las percepciones individuales, pero es importante basarnos siempre en el respeto a los derechos humanos y al concentimiento y decisiones de cada persona. A pesar de estas variaciones existen parámetros mínimos del estándar de salud sexual y dependen con que las personas puedan ejercer sus derechos sexuales y reproductivos sin ningún tipo de limitación o coerción.

Existen varios factores que pueden afectar nuestra salud sexual de forma positiva o negativa. Cuando estamos en buenas condiciones de salud, nos sentimos bien y tranquilas y mantenemos relaciones o encuentros sexuales basados en el respeto y la confianza, es más probable que nuestra salud sexual en todos sus aspectos se encuentre en buenas condiciones.

No obstante, hay otros factores como el estrés, los hábitos poco saludables, las prácticas sexuales de riesgo y las relaciones violentas o poco respetuosas pueden generarnos problemas para gozar de nuestra sexualidad y en general de salud sexual.

Para cuidar la salud sexual es necesario mantener buenos hábitos

Los hábitos que pueden ayudar a cuidar la salud sexual son aquellos que te protegen a ti y a tu pareja/s de situaciones no deseadas como un embarazo no planeado o una ETS; pero también son aquellas que te ayudan a gozar y disfrutar de la sexualidad de forma integral y a mantener tu cuerpo sano, previniendo cualquier tipo de enfermedad vinculada con el ámbito sexual y reproductivo.

Algunos de los hábitos para cuidar la salud sexual son básicamente los mismos que tendrías para mantener una buena salud en general, como mantener una dieta sana y balanceada, hacer ejercicio, realizar actividades que te hagan sentir bien, rodearte de gente positiva e involucrarte en experiencias que te hagan crecer como persona. Todos estos, te ayudarán a evitar enfermedades físicas y también a mantenerte en un estado emocional óptimo. Sin embargo existen algunos otros aspectos que se encuentran específicamente vinculados a la salud sexual. A continuación te hablaremos de ellos.

Mujer mirando su vulva en un espejo para cuidar la salud sexual

Consejos para cuidar la salud sexual

  1. Conócete y ámate. La salud sexual y la sexualidad son ante todo algo personal. Conoce y explora tu cuerpo, los órganos que comprenden tu sistema reproductivo y sus funciones y ciclos. Con esto podrás identificar cuando algo no anda en orden y prevenir así alguna enfermedad. Conocerás también que te gusta y que no, lo que te produce placer y lo que te disgusta, así llegarás a tus encuentros sexuales con mayor seguridad y sin inhibiciones.  Además de conocerte es importante amar tu cuerpo tal cual es, no te juzgues ni te compares con otras, tu cuerpo es perfecto. Si te interesa conocer más sobre autocuidado revisa este manual de Autocuidado y sanación feminista.
  2. Establece relaciones o encuentros sanos. No te vincules con personas que no te respetan, mantén encuentros sexuales que te hagan sentir bien y segura. Asegúrate que tus relaciones sexuales sean protegidas, utiliza métodos anticonceptivos seguros y preservativo para evitar ETS.
  3. Infórmate. Continúa informándote sobre temas de salud sexual y reproductiva, esto te permitirá mantenerte sana y evitar que se vulneren tus derechos sexuales y reproductivos.
  4. Asiste a revisiones ginecológicas periódicas. Esto te ayudará a prevenir enfermedades, a resolver dudas y a utilizar métodos anticonceptivos adecuados si es que no deseas tener hijos.
  5. Manten una vida sana. Cuida tu alimentación y tus hábitos, evita exponerte a riesgos innecesarios, no tengas prácticas sexuales riesgosas y no hagas nada que te haga sentir incómoda o infeliz.
Si tienes alguna duda  o requieres información respecto a tu salud sexual puedes encontrar una clínica ginecologica cerca de ti y agendar una cita inmediata.

Author: Andrea Castillo

Andrea Castillo es consejera en Abortar México.mx en asuntos relacionados con la Salud Sexual y Reproductiva.
Colaborar en Abortar México.mx es una gran satisfacción pues en este espacio puedo contribuir a ofrecer información verdadera, clara y oportuna para que las y los jóvenes de México puedan vivir una vida sexual sana, libre y sin prejuicios y si llega a ser necesario, puedan interrumpir un embarazo sin poner en riesgo su salud o su integridad.
Soy antropóloga social feminista, con un máster en igualdad en las ciencias sociales, me he especializado en los estudios de género y he colaborado con varias organizaciones de la sociedad civil que trabajan a favor de la igualdad y de los derechos de las mujeres; en especial por el derecho a decidir, el derecho a vivir una vida libre de violencia y por los derechos sexuales y reproductivos.

______

Si te gustó el post, compártelo en Facebook, Twitter, etc.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *