Situaciones perjudiciales

Aunque por lo general nuestras experiencias con el sexo y las relaciones serán buenas, es posible meternos en problemas reales. Entender qué situaciones podría ser peligrosas o nocivas te ayudará a asegurarte de mantenerte seguro.

A veces, la forma en que otras personas se comportan nos puede poner en peligro – por ejemplo, si alguien te ataca o te obliga a hacer algo que no quieres. Otras veces, puede ser nuestro propio comportamiento que es arriesgado – por ejemplo, si te emborrachas mucho o usas drogas

Esta sección revisa algunas de las maneras en que podemos perjudicarnos, o que otras personas puedan hacernos daño. ¡Checa la sección y recuerda algunas de las formas que te proponemos para mantenerte a salvo, o para obtener ayuda si la necesitas.

______

Si te gustó el post, compártelo en Facebook, Twitter, etc.