Penes y testículos

El cuerpo de cada persona es diferente, y como cualquier otra parte de ti, los  penes y testículos vienen en todas formas y tamaños.

El pene tiene un eje que está rodeado por el prepucio (una capucha de piel floja que rodea el pene). En la mayoría de los hombres dos testículos cuelgan fuera del cuerpo, justo detrás del pene en una pequeña bolsa de piel llamada escroto. Los testículos son aproximadamente del tamaño de ciruelas pequeñas.

La parte inferior del pene tiene un frenillo, (o freno) que conecta el prepucio a la base de la cabeza del pene.

El prepucio

Cuando el pene está blando, el prepucio cubre la cabeza del pene. Cuando el pene está duro, el prepucio se mueve hacia atrás, por lo que la cabeza del pene queda expuesta. Algunos hombres tienen un prepucio lo suficientemente largo para cubrir la cabeza de su pene, incluso durante una erección.

Todos los hombres nacen con prepucio, pero algunos están circuncidados, por lo general cuando eran bebés. Esto es la extirpación quirúrgica de una parte o todo el prepucio y se lleva a cabo por una gran variedad de razones. Un pene circuncidado no tiene prepucio que cubra la cabeza del pene.

Prepucio estrecho

Algunos hombres descubren que tienen un prepucio estrecho que no es fácil de bajar sobre la cabeza del pene cuando tienen una erección. Esto puede sentirse muy incómodo. Existe una técnica estiramiento suave que puede ser útil para algunos chicos con esta situación:

Cuando estás en la regadera, puedes intentar hacer tu prepucio hacia atrás, usando un jabón no perfumado o gel de ducha. Asegúrate de hacer esto despacio y con suavidad. El truco de la técnica del estiramiento suave es tirar el prepucio hacia abajo un poco más cada día. Esto se puede hacer más fácil en el baño, debido a que el agua caliente tiende a hacer la piel más flexible.

Puedes jalar el prepucio hacia abajo lo más que puedas mientas sea cómodo, y manténla en esta posición de estiramiento durante varios minutos. Si  jalas suavemente hacia abajo un poco más cada día (pero no todo el camino a la vez), con el tiempo deberás  notar que tu prepucio se afloja.

Ten cuidado de no apurar el proceso. Si lo bajas lo suficiente como para hacerte daño puedes crear pequeños desgarres en el prepucio, que pueden hacer que el problema empeore. Así que ten cuidado cuando lo haces.

Puede tomar tiempo ver los cambios, así que trata durante al menos algunas semanas. Si, después de probar esta técnica, el prepucio sigue siendo estrecho y te está causando incomodidad durante una erección, masturbación o sexo, puedes hablar con un médico o enfermera de confianza o en el centro de salud.

¿El tamaño importa?

Muchos jóvenes se preocupan por el tamaño de su pene y se sienten avergonzados de que tal vez sea demasiado pequeño.

En general, el tamaño del pene adulto es de 6 – 10 cm o 2,5 a 4 pulgadas cuando está blando, y de 12 – 19 cms o 4,5-7  pulgadas de largo cuando está erecto. El grosor del pene erecto de un hombre suele ser de unos 3 – 5 cm de diámetro. La circunferencia media es de aproximadamente 10 – 13cms.

Es muy común que el pene de los hombres se curve hacia la izquierda o la derecha. No hay nada inusual en tener un pene curvo

El tamaño de tu pene no tiene ningún efecto sobre lo bueno que eres en el sexo. Cada pene es diferente, ¡sólo tienes que aprender a usarlo!

El esmegma

El esmegma es una sustancia cremosa de color blanco amarillento, y aparece en la cabeza del pene y bajo tu prepucio. Es un lubricante natural que mantiene tu pene húmedo. Pero el esmegma puede tener un olor desagradable (un poco como el queso).

Los hombres con prepucio deben tener cuidado extra de lavar el esmegma y quitarlo. Trata de lavar con cuidado debajo de tu prepucio, y ver si la cosa amarillenta desaparece. Si quieres puedes usar un poco de gel de baño no-perfumado y frotalo con los dedos. Una vez que se va, asegúrate de lavarte bajo el prepucio todos los días, para evitar que se vuelva a acumular esmegma.

Erecciones

Las erecciones suelen ocurrir en los momentos más difíciles y embarazosos, sobre todo cuando se está en la adolescencia, ya que tus hormonas están como en una carrera. Es normal que las erecciones aparezcan sin ninguna advertencia en absoluto, ¡incluso cuando no estás pensando en nada sexy en absoluto!

Si tienes una erección en un momento muy incómodo o inapropiado, te puedes poner un sueter en laspiernas para cubrila. Si alguien lo nota, trata de no reaccionar. Entre menos reacciones, más pronto se cansarán de hacer una escena al respecto.

Puede ser útil pensar en algo muy soso, aburrido y poco atractivo, y si te concentras lo suficiente, esto debería hacer que la erección desaparezca.

Tener erecciones muy frecuentes tiende a calmarse a medida que sales de tus años adolescentes. Hay muchas posibilidades que tus compañeros tengan las mismas experiencias, pero a lo mejor no hablan contigo del tema, ya que puede resultar vergonzoso discutirlo

Masas o protuberancias

Es común tener manchas y protuberancias en el escroto, y a menudo son completamente inofensivas. Sin embargo, es importante conocer tus testículos, de modo que puedas decir si algo no se siente del todo bien.

Es una buena idea examinar tus testículos cuando estás en el baño o la ducha. Apoya el escroto en la palma de tu mano, y familiarizate con el tamaño y el peso de cada testículo. Examina cada testículo rodándolo entre los dedos y el pulgar. Suavemente siente los bultos, hinchazón, o cambios en la firmeza. Comprueba si hay bultos en la superficie o en el cuerpo de cada testículo.

Si notas un bulto, o algo que no se siente del todo bien, o tienes picazón o dolor agudo en los testículos, es importante consultar a un médico o enfermera. Otras razones para ir al médico es si te da una sensación de pesadez en el escroto, o un dolor en la parte baja del abdomen o la ingle.