El periodo

¿Cuándo va a empezar? ¿Duele? ¿Habrá mucha sangre? ¿La gente se dará cuenta? La mayoría de las chavas tienen muchas preguntas sobre el periodo y esperamos responder a algunas de ellas.

En algún punto cuando se tiene entre 11 y 17 años, una chica comenzará a tener la regla. Esto también se conoce como la menstruación. Cada mes, el cuerpo de una mujer libera un óvulo (esto se conoce como ovulación). Si el óvulo no es fecundado por un espermatozoide, se expulsa a través de la vagina junto con el revestimiento del útero, y esto es lo que  es la sangre del período. Este sangrado por lo general tendrá una duración de 2-7 días.

Hemos enumerado algunas de las preguntas más comunes acerca de la regla:

 

La mayoría de las mujeres tienen un período cada cuatro o cinco semanas. Quizá quieras tener un diario o registro de la frecuencia en que tienes el tuyo. Algunas mujeres tienen períodos regulares, lo que significa que pueden predecir exactamente cuándo será su próxima regla. Otras mujeres tienen periodos irregulares, lo que significa que no se puede predecir cuándo será su próximo período. Si estás preocupada por tus períodos, puedes hablar con un médico o enfermera.
Los ovarios de una mujer liberan un óvulo (a veces dos) alrededor de 14 días después del primer día de su período, o los días 10-16 antes del comienzo de su próximo período. Una vez liberado, el óvulo vive por alrededor de 24 horas. Si no es fecundado, se elimina a través de un período menstrual.
El ciclo menstrual de la mujer comienza el primer día de su período. Otro ciclo comienza el primer día de su próximo período.
El ciclo menstrual promedio es de 28 días, pero puede ser un poco más largo o más corto.
Los períodos pueden comenzar en cualquier momento entre las edades de 8 y 17 años. La mayoría de las mujeres jóvenes comenzarán su primer período entre las edades de 10 y 14 años, pero algunas no iniciará hasta que tengan 17. Todo el mundo se desarrolla a un ritmo diferente. Para que estés tranquila, tendrás tu período en algún momento. Mientras tanto, ¡puedes disfrutar de no tener que usar tampones y toallas femeninas!
Es importante recordar que una mujer puede quedar embarazada antes de tener su primer período. Algunas mujeres jóvenes pueden liberar óvulos durante varios meses antes de que comience el sangrado. Como es imposible predecir cuando una mujer va a ovular, tener relaciones sexuales sin protección antes de un primer periodo a veces puede resultar en un embarazo.
Necesitarás conseguir una toalla femenina o un tampón, para absorber la sangre. Puedes comprarlas en los supermercados y farmacias, o puedes ver si tienen en tu escuela/universidad o enfermería, deben tener algo que puedas usar. O puedes preguntar si alguna mujer a tu alrededor tiene un tampón o toalla de sobra en su bolsa, que te puedan regalar. Es importante no entrar en pánico, el hecho de que ha iniciado tu regla es perfectamente normal, y una señal de que tu cuerpo está pasando por la pubertad.
Sí, los tampones son realmente seguros. Existe una asociación entre el uso de tampones y el síndrome de shock tóxico (TSS). Sin embargo, debido a los cambios en la fabricación de tampones, el TSS es extremadamente raro hoy en día. Todos los paquetes de tampones deben contener un folleto con señales de advertencia, y qué hacer si notas ciertos síntomas. El riesgo de contraer TSS se puede reducir mediante el uso de los tampones con la menor capacidad de absorción necesaria para tu flujo de sangre.
Lo más importante es relajarte lo más que puedas. Si te estás sintiendo tensa, nerviosa o ansiosa por usar un tampón, esto puede hacer que sea difícil o incómodo insertar el tampón en la vagina. !La clave es respirar profundo y relajarse!
Debe haber una hoja de instrucciones en el paquete, que muestre cómo insertar un tampón en un cierto ángulo, para que todo pase con mayor comodidad.
Quizá puedes intentar usar un tampón de menor tamaño, ya que esto puede facilitar la inserción. Algunas mujeres jóvenes encuentran que los mini tampones son más fáciles de usar que los tampones de tamaño regular o de tamaños mayores, es posible que quieras experimentar con diferentes tamaños. Tómate tu tiempo, relájate, sigue las instrucciones en el paquete, ¡y todo saldrá muy bien!
A algunas mujeres les gusta usar un espejito, para ayudarles a ver dónde poner el tapón.
Es importante usar un tampón que tenga la capacidad de absorción adecuada para ti. Elije siempre un tampón con la menor capacidad de absorción necesaria para tu flujo de sangre.
Si tu tampón permite fugas o gotea, entonces lo has dejado dentro mucho tiempo, o necesitas tratar con uno de mayor absorción. Si el tapón no sale fácilmente, o se siente incómodo cuando lo jalas, esto puede significar que no ha absorbido suficiente sangre todavía, así que déjalo un poco más de tiempo. Si el tampón es todavía difícil de quitar después de cuatro a seis horas, cambia a un tampón de menor absorción.
Trate de usar un tampón cada cuatro a seis horas, dependiendo de tu flujo. Es seguro usar un tampón durante la noche, pero es importante quitártelo tan pronto como te despiertes por la mañana.
La sangre de la menstruación puede ser de cualquier color desde rosa a rojo o marrón. A veces la sangre de tu periodo puede ser muy espesa y otras veces puede ser acuosa. Todo esto es normal y puedes notar que tu sangre tiene un aspecto diferente al inicio y al final de tu regla.
Cuando tienes tu periodo, es normal que el sangrado se detenga y vuelva a empezar. Por ejemplo, puedes sangrar durante unas horas, y luego dejar de sangrar durante otras horas. O el sangrado se puede detener durante toda la noche, o durante todo un día, pero luego se iniciará de nuevo. Esto es perfectamente normal.
Si tus períodos son muy abundantes, quizá quieras intentar usar una toalla femenina o tampón de mayor capacidad de absorción. Por ejemplo, si estás usando un tampón o toalla de tamaño regular, podrías intentar cambiar de tamaño por uno más grande o nocturno en su lugar. A algunas mujeres les gusta usar tanto un tapón y una toalla femenina o compresa. Esto te puede dar seguridad adicional y la paz mental de saber que no tendrás ningún goteo o te mancharás. Además, puedes conseguir toallas femeninas con alas a cada lado, que se pegan a tu ropa interior, para ayudar a mantener la toalla en su lugar y evitar manchas en tu ropa interior.
Las fugas pueden ser penosas, pero cada chica y mujer las han experimentado en algún punto. Puede tomar tiempo probar cosas diferentes, pero, para tranquilizarte, con experiencia obtendrás la confianza de saber cómo manejar mejor tus períodos para que no te manches nunca más.
Desafortunadamente, una gran cantidad de mujeres experimentan dolores como calambres en la parte inferior del estómago cuando tienen su período. Esto es causado por la contracción de los músculos del útero. Algunas mujeres también tienen dolor de espalda o dolor en las piernas, y algunas mujeres pueden sentirse enfermas.
Puede ser útil tomar un analgésico (como el paracetamol, ibuprofeno o aspirina) tan pronto como comiences a notar algún dolor, de modo que puedas tener el dolor bajo control antes de que sea demasiado malo. Asegúrate de seguir siempre las instrucciones sobre cuántos analgésicos puedes tomar dentro de cierto periodo de tiempo, ya que es posible tomar una sobredosis incluso si tomas una pastilla de más.
Algunas mujeres encuentran que poner una bolsa de agua caliente en su estómago, tomar un baño caliente o ir a dar un paseo a paso ligero, puede ayudar a aliviar el dolor.
Si encuentras que tienes muchísimo dolor durante la menstruación, y nada parece aliviarlo, es importante que hables con un médico o enfermera, para asegurarte que todo está bien y obtener consejos de cómo manejar el dolor.
Está completamente bien tener relaciones sexuales cuando estás en tu período si así lo quieres, pero nunca es seguro tener relaciones sexuales sin protección, si quieres evitar embarazos no deseados o infecciones de transmisión sexual.
Incluso si una mujer tiene relaciones durante su regla, todavía hay riesgo de embarazo. Técnicamente, una mujer tiene más probabilidades de quedar embarazada en un momento determinado del mes, durante la ovulación.
Sin embargo, es imposible saber la próxima vez que vas a ovular. Esto se debe a que tu ciclo menstrual puede variar de mes a mes. Además, los espermatozoides pueden vivir en el cuerpo durante un máximo de siete días, lo que significa que es de alto riesgo tener relaciones sexuales sin protección hasta siete días antes de la ovulación. Siempre usa un método anticonceptivo, incluso cuando estás en tu periodo.
Existe la posibilidad de embarazo si el esperma ha estado en contacto con tu vagina de alguna manera. Por lo tanto, si has tenido alguna relación sexual sin protección o contacto sexual hace poco, entonces es posible que necesites tomar anticoncepción de emergencia o hacerte una prueba de embarazo.
Si no has tenido relaciones sexuales sin protección o contacto sexual, entonces tu período puede haberse retrasado por una gran variedad de razones. El ciclo menstrual de cada mujer puede cambiar de un mes a otro. Un cambio en la dieta, mala salud, los viajes y el estrés son sólo algunas de las cosas que pueden hacer que un período haya llegado tarde, o no llegue para nada.
La mayoría de las mujeres no tienen períodos cuando están embarazadas. Sin embargo, si has notado que tus períodos son más cortos o más ligeros de lo normal, esto puede ser un signo de embarazo. La única manera de saber con seguridad es a través de una prueba de embarazo

______

Si te gustó el post, compártelo en Facebook, Twitter, etc.