Ladillas

Las ladillas son parásitos muy pequeños que viven en el vello púbico. No son adquiridas necesariamente a través del sexo. En algunas ocasiones se pueden pasar con el contacto cercano, así como compartir toallas, sábanas, etc.

ladillasTambién llamadas piojos púbicos, su periodo de incubación de los huevos es de 6 a 8 días. Los condones no son suficientes para evitar el contagio de las ladillas, ya que éstos no tapan el vello púbico. La manera de no contagiarse es asegurarse de que la pareja con la que se practica sexo no tenga ladillas. También es importante no compartir toallas ni sábanas con una persona infectada de este parásito.

Si crees que puedes tener ladillas, es importante que acudas a consulta cuanto antes. Acude a tu centro de salud o a una Clínica Ginecológica donde realizan detección y tratamiento de ETS.

Reconocer las ladillas

Por ser tan pequeñas (1-3 mm de longitud), las ladillas pueden ser difíciles de ver, puede que incluso no las veas. Pero seguro notarás signos como estos:

  • Picazón en las áreas afectadas
  • Un polvillo negro en la ropa interior
  • Huevecillos en el vello púbico. Los huevos son pequeños puntos blancos que se ven en el vello o la piel
  • Irritación o inflamación en el área afectada, algunas veces a causa de rascarse
  • Puntos celestes (que desaparecen en algunos días) o puntitos de sangre en la piel

Las ladillas también pueden aparecer en el cabello, las cejas, o el vello corporal, dependiendo de cuál fue la vía de contagio.

Tratamiento

Con una exploración de la zona genital, el profesional puede detectar las ladillas. El tratamiento para eliminarlas se realiza con cremas o lociones específicas, que son muy efectivas si se aplican siguiendo bien las indicaciones. También te recomendarán extremar la higiene, cambiando sábanas y toallas inmediatamente, y guardándolas en bolsas aisladas para que la liendre no sobreviva.

Las ladillas pueden volver a salir en otro momento, ya que aunque sólo sobrevivan 24 horas tras ser separadas del cuerpo, los huevos sobreviven unos seis días. En consecuencia, una vez que estén curadas, se debe repetir el tratamiento unos 7 días después, así como volver a extremar la higiene del hogar.

Acude a consulta ginecológica para realizarte una exploración y pruebas de ITS, de manera que se traten lo antes posible, en especial si has tenido relaciones sexuales de riesgo.

 

______

Si te gustó el post, compártelo en Facebook, Twitter, etc.