¡Ayuda! Creo que puedo tener una ITS

Si te preocupa el hecho de que puedas tener una ITS (infección de transmisión sexual), es importante hacerte una prueba tan pronto como sea posible.

La gente se preocupa por muchas razones. Es posible que tengas algunos de los síntomas, o alguien con quien hayas tenido relaciones sexuales te diga que tiene o ha tenido una ITS. Tal vez has tenido relaciones sexuales sin protección. La única manera de poner tu mente en paz es hacerte una prueba. En algunas ocasiones no se presentan síntomas, luego es difícil saber si tienes una ITS. Aunque no se presenten síntomas, también es importante que cada cierto tiempo te realices unas pruebas. Es la única manera de prevenirlas.

tener una ITS. Consulta ginecológicaEs muy fácil hacerse una prueba para infecciones de transmisión sexual. Normalmente la prueba consiste en una exploración de la zona genital, una citología para tomar una muestra y analizarla, un análisis de orina o sangre, o también una prueba de saliva en los casos de prueba de VIH.

Aquí encontrarás Clínicas ginecológicas donde hacerte una prueba y realizarte tratamiento de las ITS. Escoge una, y agenda una cita inmediata.

Consejos hasta que te realices la prueba

Si crees que puedes tener una ITS, podrás transmitirla a alguien más, así que es muy importante que NO tengas relaciones sexuales sin protección, o no tener relaciones hasta que no hayas ido a hacerte la prueba. Espera a que los profesionales te digan cómo evitar contagiarla. Si mantienes relaciones sexuales con condón, debes asegurarte del uso correcto, así como utilizarlo para el sexo vaginal, el sexo anal y el sexo oral, que son las tres vías de contagio más importantes.

También, si crees tener una ITS, es imprescindible que lo platiques abiertamente con tu pareja o con las personas con las que hayas mantenido relaciones sexuales. De esta forma todas las partes implicadas podrán hacerse la prueba lo antes posible y no se corran riesgos. Es normal que de vergüenza contarle esto a alguien, pero cuando hablamos de salud, es importante que no se omita esta información.

Tener una ITS no es como tener un resfriado, no va a desaparecer por sí sola. Así que hazte una prueba y recibe tratamiento tan pronto como sea posible para evitar daños en tu salud a largo plazo. Es fácil y te dará tranquilidad. Muchas de las ITS tienen un fácil tratamiento, pero para ello hay que detectarlas y tratarlas a tiempo con medicación. Es importante seguir las instrucciones de los profesionales al pie de la letra para curarse bien.

 

______

Si te gustó el post, compártelo en Facebook, Twitter, etc.