Marcha del orgullo LGBT en la CDMX, una celebración que exige derechos

La marcha del orgullo gay en la capital de nuestro país se llenó de colores, carros alegóricos y música, además de que por primera vez se juntó con el festejo de los aficionados al futbol, quienes celebraban el triunfo de la selección nacional frente a Corea del Sur.

Como cada año, el mes de junio se vuelve una fiesta en las principales ciudades del mundo que celebran la unión de la comunidad gay en búsqueda del reconocimiento de sus derechos.

En la Ciudad de México, la XL edición de la marcha del Orgullo Lésbico, Gay, Bisexual y Transexual (LGBT) tuvo lugar el pasado sábado 23 de junio en el Ángel de la Independencia. De ahí el contingente marchó rumbo a el Zócalo capitalino, donde el evento terminó con un magno concierto en la plaza principal con tres cantantes que son íconos gays: Alejandra Guzmán, Maite Perroni y Ana Victoria.

Las autoridades de la Ciudad de México aseguraron que la asistencia del sábado fue de más de 175 mil personas, mientras que el comité organizador de la marcha afirma que la cifra estuvo cerca del millón de personas.

Este año en particular, la comunidad gay exigió la continuidad de las políticas públicas a quien resulte ganador como presidente de México en las elecciones del próximo domingo, ya que aunque estamos a menos de una semana de la votación, poco se ha hablado en las campañas políticas sobre las acciones para garantizar el cumplimiento de los derechos sexuales y reproductivos de toda la población mexicana y todo lo que ésta implica, así como garantías para que se protejan los derechos de las personas LGBT.

La historia de la marcha del orgullo gay

Durante la década de los 50 y 60, Estados Unidos contaba con diversos grupos enfrentándose a las autoridades, como el movimiento hippie, los opositores a la guerra de Vietnam y la comunidad afroamericana y homosexual, ambas exigiendo mayores derechos y reconocimiento en la sociedad estadounidense.

La noche del 28 de junio de 1969 se ocasionó un disturbio en un bar llamado “Stonewall Inn” en el barrio de Greenwich Village en Manhattan, conocido por su cultura bohemia y varios clubs nocturnos frecuentados por homosexuales, drag queens y trasvestis. La revuelta entre la policía y la comunidad gay se prolongó durante 3 días y al año siguiente, en 1970, se celebró la primera marcha del orgullo gay en Nueva York para conmemorar este evento.

La historia de la bandera del arcoíris como símbolo de la comunidad gay se remonta también a esta época. En 1978 el artista Gilbert Baker la diseñó a petición quienes organizaban la marcha del orgullo gay en California. En ese entonces la bandera tenía 8 franjas de colores que representaban las características de este movimiento (rosa: sexualidad, rojo: vida, naranja: salud, verde: naturaleza, turquesa: magia, azul: serenidad y violeta: espíritu), sin embargo años después se quitaron los colores rosa y turquesa y solo quedaron los 6 que actualmente conocemos.

Bandera del orgullo gay ondeando con el cielo azul de fondo.

Se cree que la idea de un arcoíris para la bandera nació de la canción “Over the Rainbow”, interpretada por Judy Garland en la película El Mago de Oz de 1939.

Los retos a los que se enfrenta la comunidad LGBT

En la actualidad, ya no solo se habla solo de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales, sino de intersexuales, travestis, transgéneros, queers y asexuales, convirtiendo a la comunidad LGBT en LGBTTTIQ, lo que nos habla de una mayor inclusión en cuanto a la sexualidad de las personas.

Los colectivos y organizaciones de la sociedad civil buscan eliminar la discriminación que sufren las personas de la comunidad LGBTTTIQ, además de hacer hincapié en que la legislación avale sus derechos, tanto de forma individual como grupal.

Aunque en la Ciudad de México el matrimonio gay y la adopción en parejas homosexuales están garantizados luego de que en 2011 se formara la Red de Sociedades de Convivencia para movilizar demandas sociales y políticas, un tema que requiere atención inmediata es el de los crímenes de odio por homofobia. Precisamente en esta marcha se exigió la resolución de los 28 crímenes contra personas de esta comunidad, los cuales ocurrieron de enero a junio de este año.

Asistentes a la marcha del orgullo gay con una pancarta que reza "Alto a la homogobia. Todos podemos ser blancos de la homofobia".

Con el lema “No renunciaremos”, la marcha de este año buscó no solo celebrar los alcances logrados por esta comunidad, sino también puntualizar sobre aquellos que no se han logrado, como el pleno reconocimiento legal de las múltiples formas de familia en todo el país y de la identidad de género de las personas transexuales, así como la reivindicación de los derechos humanos de los miembros de esta comunidad en nuestro país.

¿Cómo lo celebran las distintas ciudades de la República?

No solo la capital organizó la marcha del orgullo gay. Diversas ciudades de todo el país se sumaron a los festejos y organizaron diferentes eventos en pro de la diversidad sexual, como por ejemplo Chihuahua, Mazatlán, Monterrey, Reynosa, Chelem (Yucatán), Camargo (Chihuahua), San Luis Potosí, Culiacán, Toluca, Mexicali, Acapulco, Aguascalientes, Altamirano (Guerrero), Ciudad del Carmen, Celaya, Chilpancingo, Ciudad Juárez, Coatzacoalcos, Colima, Cuernavaca y Ecatepec, entre otras.

En la mayoría de estas marchas se exigió una vida libre de estigma y discriminación, así como igualdad, visibilidad, respeto, tolerancia, seguridad y derechos para todos, sin importar su orientación sexual.

Si deseas consultar los eventos realizados en torno al orgullo gay de este año puedes consultar la página Gay México Map.

______

Si te gustó el post, compártelo en Facebook, Twitter, etc.