La copa menstrual, una gran aliada para la menstruación

Mano sosteniendo una copa menstrual transparente.
En México, cada vez se oye de más mujeres que se han rendido a los encantos de la copa menstrual, un dispositivo que acumula la sangre de la menstruación por unas horas para después retirarla y lavarla. Las usuarias aseguran que esta copa es una mejor opción que los tampones o las toallas femeninas. En este artículo te explicamos todo sobre ella para que no te queden dudas.

Seguramente has oído algo sobre la famosa copa menstrual. Lo más probable es que una amiga, prima o conocida tuya la utilicen y te hayan hablado maravillas de ella.

Pero, ¿cómo es la copa menstrual y cómo funciona?

La copa menstrual es un recipiente de silicón hipoalergénico flexible —silicón de grado médico— el cual se introduce en la vagina durante el período menstrual (al igual que un tampón). Una vez que la copa se llena, se vacía y se enjuaga con agua y jabón antes de volver a colocarla.

Hasta aquí todo suena maravilloso, pero de seguro te estás preguntando cómo la debes de colocar, si es que duele, qué actividades puedes hacer cuando la traes puesta, así como cuáles evitar, cómo limpiarla y guardarla correctamente, entre muchas otras cuestiones.

Lo primero que debes saber es, que como todo, requiere práctica para que la sepas colocar y te sientas cómoda al usarla. Al igual que con los tampones, tienes que estar relajada y de preferencia en un espacio amplio. Un “truco” para aplicarla es doblarla en forma de S, incluso la puedes mojar para que te sea más fácil insertarla. Una vez adentro de tu vagina jala suavemente la punta hacia abajo para asegurarte que se haya desdoblado y que haga vacío, es decir, que se abra por completo dentro del cuello del útero para que así permanezca en esa posición y recolecte la sangre de la menstruación.

Cuatro formas explicativas de cómo doblar la copa menstrual.

Una vez que la tengas puesta te puedes olvidar de ella por horas y realizar todas tus actividades cotidianas como ir a trabajar, comer, hacer ejercicio, incluso dormir, eso sí, es importante que al principio la vacíes constantemente (entre dos y tres horas) para que vayas midiendo cuánto tiempo la puedes llevar dentro sin que ésta se desborde y te manches. Ya que lo tengas bien medido, puedes llevarla entre 8 y 12 horas sin problemas.

Una vez que termine tu menstruación, es necesario que la esterilices. Coloca la copa menstrual en una olla, cúbrela completamente de agua y déjala entre cinco y ocho minutos hirviendo. Otra alternativa es usar el microondas, de igual manera tienes que colocar la copa menstrual en un recipiente con agua por aproximadamente tres minutos.

En este video del canal ‘FemLatina’ se explica perfectamente cómo usar la copa menstrual:

Las ventajas de la copa menstrual

  • Son más ecológicas y significan un ahorro para las jóvenes y mujeres

El ciclo menstrual es un patrón regular que sigue tu cuerpo, mediante el cual cada periodo se libera un óvulo. En promedio, una mujer menstrúa desde los 13 hasta los 51 años de edad y este periodo dura entre tres y siete días, por lo que una mujer promedio tiene unas 456 menstruaciones en su vida.

Si en estas casi 500 menstruaciones adquirimos tampones y toallas femeninas, los costos podrían llegar a los $31,000 pesos y $17,000 pesos respectivamente.

Aunque al principio la inversión de adquirir una copa es mayor que comprar un paquete de toallas sanitarias o tampones (en promedio la copa menstrual cuesta alrededor de $500 pesos), en el largo plazo resulta más barato, ya que en promedio la copa menstrual puede durar entre cinco y diez años, dependiendo del cuidado que le des.

  • Mayor autonomía

A diferencia de los tampones y las toallas sanitarias, los cuales deben de cambiarse cada pocas horas, las copas menstruales solo necesitan ser retiradas, vaciadas y enjuagadas aproximadamente cada 12 horas, por lo que es ideal para usarlas en la playa, para ir a nadar, de campamento, etcétera.

  • No absorben la humedad vaginal

Como no absorbe la sangre, sino que más bien la almacena, la copa menstrual no te reseca

  • Mayor comodidad

Muchas personas aseguran que como se adapta tan bien a tu cuerpo, muchas veces “ni la sientes”.

Algunas de las desventajas que las usuarias de la copa menstrual han reportado es que puedes tardar unas semanas, incluso meses, en aprender a ponértela de forma correcta. También otro asunto clave es que estás más en contacto con tus propios fluidos, lo cual a algunas personas puede asquearles o causarles impresión. Asimismo, es más complicado vaciar y enjuagar la copa menstrual en un baño público en donde los lavabos se encuentran fuera del área del inodoro. Lo anterior se puede solucionar llevando un poco de agua en una botella y enjuagarla con privacidad en el inodoro, mojar abundantemente un papel y limpiarla de ese modo; llevar contigo un paquete de toallitas húmedas y utilizarlas para limpiarla; o esperar a poder utilizar un baño privado.

Es importante destacar que en nuestro país la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) solo ha otorgado, al 7 de febrero de 2017, el registro sanitario a una empresa comercializadora de copas menstruales. El único producto avalado por la Cofepris es la llamada The Diva Cup, la cual la puedes adquirir a través de Amazon.

Como con todo, para empezar a usar la copa menstrual es necesario que te decidas y la pruebes, veas lo que te acomoda y vayas tomándole confianza. ¡Cuéntanos tu experiencia!.

______

Si te gustó el post, compártelo en Facebook, Twitter, etc.