Embarazo infantil aumenta a pesar de políticas públicas

Niña empujando una carreaola con un bebé
De acuerdo a cifras oficiales el embarazo infantil se ha disparado de manera alarmante en los últimos años a pesar de las políticas públicas para disminuirlo. Tan solo en 2016 se registraron más de 46 mil partos de niñas de entre 10 y 14 años, es decir un promedio de 87 embarazos infantiles por mes.

Resulta impresionante que a pesar de los supuestos esfuerzos públicos que se realizan con la Estrategia Nacional para Prevenir el Embarazo Adolescente ENAPEA, el embarazo adolescente e  infantil continúe siendo una problemática alarmante en México.

Datos del INEGI evidencían que el embarazo entre jóvenes de 9 a 19 años de edad aumentó el año pasado en México un 8,5% respecto al 2014. De acuerdo al informe en 2016, se registraron 395597 nacimientos de madres menores de edad, es decir 31000 más que los documentados en 2014.

De los 46000 alumbramientos de niñas de entre 10 y 14 años, el 88% fueron de niñas de 14, el resto de niñas de entre 10 y 13, incluso de acuerdo a datos del Sistema de Información sobre Nacimientos, hubo 4 embarazos en niñas de 9 años, una edad aterradora para convertirse en madre. La problemática del embarazo infantil ha sido una constante al menos en los últimos cuatro años. De acuerdo al INEGI de 2012 a 2105 se registraron 3025 nacimientos de madres de entre 10 y 14 años.

Si te encuentras frente a un embarazo no deseado recuerda que en CDMX el aborto es legal hasta las 12 semanas de embarazo. Encuentra la Clínica ILE  más cercana y agenda una cita inmediata.

Embarazo infantil ligado a abuso sexual

Este panorama es evidencia de la alta vulnerabilidad en la que se encuentran las niñas en México y de los pocos protocolos reales para protegerlas. Desafortunadamente, no existen registros que permitan saber cuántos de estos embarazos son producto de abusos sexuales, por lo que la CDNH ha recomendado a las instancias de salud hacer una investigación a fondo de la problemática.

De acuerdo a organizaciones como Ipas, GIRE y Save the Children, ser madre a tan corta edad no suele ser decisión de las niñas  hay gran posibilidad de que muchos de estos embarazos sean producto de abuso sexual de hombres adultos cercanos, familiares, amistades o vecinos.

Niña afligida tras sufrir abuso sexual posible causa de embarazo infantil

Según el informe de GIRE Violencia sin Interrupción: aborto por violación en México; los hombres, las familias y las comunidades ven los cuerpos de las niñas y mujeres como su propiedad. En dicho informe también se reportó que en los últimos ocho años en todo el país hubo más de 28 mil denuncias por violación sexual a niñas menores de 15 años.

No obstante, la problemática puede ser aún más grave, pues se estima que menos del 10 por ciento de los casos de violencia sexual son denunciados. Por ello, la violencia sexual y el embarazo forzado que sufren las niñas de México es una problemática invisible.

Lo que es cierto es que no se cuenta con datos certeros y oficiales sobre los embarazos producto de una violación y como consecuencia es complicado conocer la situación que atraviesan las niñas embarazas, quienes probablemente continúen siendo víctimas de violencia y marginación.

Muerte materna una de las consecuencias de embarazo infantil

Son múltiples los riesgos del embarazo a temprana edad. Entre ellas se encuentran la interrupción de un plan de vida, las dificultades económicas que pueden llevar a la menor a un contexto de pobreza y marginación. Además, están los riesgos para la salud, uno de ellos es la muerte materna, que es más común en sectores más jóvenes de la población. En  2014, según datos del Inegi 14 por ciento de las defunciones maternas en México ocurrió en mujeres menores de 20 años.

Además, sin acceso a servicios adecuados de salud sexual y con legislaciones restrictivas en torno al aborto, es muy común que las niñas que desean interrumpir un embarazo recurran al aborto clandestino. El aborto inseguro fue la quinta causa de muerte materna en el país en 2015, el 10 por ciento  de las muertes fue en  menores de 15 años.

Ante este panorama es necesario que el estado tome las medidas necesarias para garantizar la integridad y la seguridad de las niñas. Es importante no solo terminar con el embarazo adolescente sino garantizar el cese de la violencia sexual hacia todas las mujeres incluidas las niñas.

______

Si te gustó el post, compártelo en Facebook, Twitter, etc.