Cómo abortar con pastillas de forma segura

abortar con pastillas de forma segura

El método farmacológico o químico es el procedimiento para abortar con pastillas, que sólo puede ser utilizado hasta la séptima semana de gestación (49 días). Aquí te explicamos cómo hacerlo de forma segura.

El aborto con pastillas Mifepristona y Misoprostol es aquel que se emplea hasta las 7 primeras semanas de embarazo, pues sólo es efectivo durante este periodo de tiempo. Por ello, es imprescindible que estos fármacos sean administrados en una Clínica de Interrupción Legal del Embarazo (ILE) acreditada. Además, es muy importante que la decisión de emplear este método sea tomada por profesionales ginecológicos acreditados a través de un chequeo médico, con el objetivo de valorar si es el método más adecuado para la mujer que desea interrumpir del embarazo.

El coste aproximado del procedimiento con medicamentos está entre $1500 y $3000 aproximadamente, precio que incluye tanto la consulta como el examen previo para determinar cuál es el método más adecuado y  la supervisión médica del proceso. En algunas clínicas, también se incluye un método anticonceptivo posterior a que se realice la intervención, con el objetivo de poder prevenir embarazos en un futuro.

Si buscas conseguir abortar con pastillas de forma segura, acude a una Clínica acreditada para la interrupción legal del embarazo. Haz clic aquí para acceder a todas las clínicas ILE en el DF: Clínicas ILE DF

Como sabes, este procedimiento sólo puede hacerse en Ciudad de México, único lugar en México donde es legal abortar de manera libre hasta las 12 semanas de gestación.

¿Por qué es importante la supervisión de un profesional para abortar con pastillas?

profesional para abortar con pastillas de forma legalEs importante la valoración por parte de un profesional ginecológico, pues las pastillas abortivas presentan contraindicaciones para su administración como cualquier otro fármaco, por lo que ante ciertas circunstancias no puede administrarse.

La toma de las pastillas abortivas puede tener efectos diferentes en cada mujer, y si no la tomas bajo supervisión podrías dañar tu salud e incluso tu vida.

La forma en que se lleva a cabo este método en las Clínicas legales, es a través de la administración de dos pastillas con un periodo entre ambas de 48 horas. La Mifepristona bloquea la hormona progesterona, que es necesaria para que el embarazo continúe. El Misoprostol se emplea para la expulsión de la gestación: produce contracciones uterinas y ayuda a expulsar todo el tejido del útero.

Una vez administradas, la expulsión de la gestación puede realizarse en casa o en el centro sanitario, por lo que es importante que estés psicológicamente preparada, pues no es un método aconsejable para las pacientes que no puedan colaborar activamente en su interrupción del embarazo. Si decides marcharte a casa, es muy importante que estés acompañada de familiares o personas de confianza. En la Clínica ILE te darán un teléfono al que podrás llamar para cualquier consulta.

Estas son las razones por las que se necesita supervisión de profesionales para abortar con pastillas. Realizarlo de forma legal en un centro acreditado significa que, por un lado se evitarán problemas legales, y por otro lado tienes las garantías de que la interrupción del embarazo será segura y no correrás riesgos.

¿Cómo es el proceso de abortar con pastillas?

misoprostolTras decidir con los profesionales de la Clínica IVE que este método es adecuado para tí, te darán cita para iniciar el proceso. Primero te darán una dosis de Mifepristona y te marcharás a casa (éste fármaco no provoca apenas efectos secundarios). A las 48 horas aproximadas volverás a la clínica a que te den la dosis de Misoprostol, que provocará la expulsión de la gestación, y cuyos efectos comunes son:

  • Dolores o cólicos: los dolores que aparecen tras la toma de las pastillas pueden ser más fuertes que los de una menstruación pero suelen desaparecer sin medicación, aunque si lo necesitas el médico puede recetarte analgésicos.
  • Sangrado: se produce con la expulsión y puede ser más abundante que el de la menstruación. Se puede producir tras la primera toma de tratamiento, aunque es más frecuente tras la segunda toma. La duración media de la misma está en torno a los 9-10 días, aunque puede durar hasta la siguiente regla sin que eso implique que se estén dando complicaciones.
  • Otros pueden ser náuseas, vómitos, diarrea, dolor de cabeza o sensación de debilidad o cansancio.
  • Reacción alérgica, enrojecimiento de la piel, picazón o sarpullidos.
  • Fiebre, que suele presentarse tras la toma de Misoprostol en la segunda dosis, que suele durar menos de 24 horas.

A los 15 días aproximados desde que se tomaron las dosis de los fármacos, deberás acudir a la Clínica ILE para que el personal verifique si el procedimiento se ha realizado correctamente.

Antes de realizar el aborto con pastillas

Es muy importante que acudas a una clínica ILE para optar a este método, pues antes de administrarlo te realizarán un monitoreo con ultrasonido que sirve para comprobar lo siguiente:

  • Que el embarazo esté dentro del útero.
  • Comprobar en qué periodo exacto te encuentras de la gestación, pues sólo puede realizarse dentro de las siete primeras semanas.
  • Que no exista alguna contraindicación o problema de salud que impida el uso de las pastillas abortivas.

Además de esta prueba, se comprobará el historial médico y se realizarán las revisiones que sean necesarias, pues todo ello es de vital importancia para que el procedimiento pueda realizarse de forma segura.

El aborto con pastillas, al igual que el quirúrgico, son métodos muy seguros siempre y cuando sean realizados por profesionales ginecológicos que supervisen todo el proceso. Por tu salud, acude a una Clínica ILE acreditada.

______

Si te gustó el post, compártelo en Facebook, Twitter, etc.